Meditación Samatha

Meditar no siempre es fácil, especialmente al inicio, pues requiere disciplina y práctica para su perfección. Por tanto, requiere entrenamiento, pero a la larga sus beneficios para la salud son numerosos.

En el mundo acelerado en el que vivimos, muchas personas encuentran en la meditación una forma de conectar de nuevo con ellos mismos, lejos de la cultura occidental, donde el consumo y los valores materialistas rigen la vida de la gran mayoría de ciudadanos. La meditación es una manera de recuperar la esencia de uno mismo y lograr la paz interior.

Cuando nos adentramos en el mundo de la meditación descubrimos que es muy amplio. Existen muchos tipos de meditación, desde la calma mental hasta la meditación basada en el amor y la compasión. Para aquietar la mente lo ideal es practicar una meditación llamada Samatha, que significa, calma mental. De hecho, el mindfulness nace de la meditación Samatha.

La meditación Samatha es la que practicaba Buda, es una introducción hacia la meditación Vipassana.

Consiste en poner el foco de atención en algo muy específico (hay quien la mirada en una vela o un objeto para poder así tomar conciencia de cómo divaga nuestra mente, Al estar focalizados en ese algo estable, fijo e inmanente, vamos entrenando poco a poco nuestra percepción y atención centrada en un objeto o en la propia respiración, de todas, es la que a mí más me funciona.

Cierro los ojos y me centro en la respiración durante 5 o 10 minutos y esto me sirve de puente hacia la introspección y llegar al SER.  

Los budistas dicen que la mente se puede comparar a un mono. Al igual que un mono salta de rama en rama, continuamente agitado, la mente salta sin parar de un pensamiento a otro, lo que nos deja agitados y confusos.

Pero ¿por qué está la mente inquieta ?, ¿cómo se puede calmar y encontrar la quietud de la mente?

Desprenderse de lo no esencial

Para mantener la mente tranquila no hay que distraerse. Desprenderse de lo no esencial es la clave para centrarse en lo que realmente importa. Siendo consciente del momento presente podremos encontrar la paz y la quietud. 

Pero, ¿cómo nos desprendemos de lo no esencial ?, ¿qué es lo esencial y qué no ?, ¿cómo escuchar en nuestro interior la respuesta en medio de tanto ruido? En realidad, el primer paso es bastante fácil, basta con parar y permanecer en silencio. En esta falta de acción empezaremos a encontrar respuestas.

Calmar la mente inquieta

La meditación es una excelente herramienta para calmar la mente inquieta. La meditación reduce el ajetreo incesante de la mente. De hecho, concentrarse en la respiración es mucho más fácil de lo que parece y permite tener una conciencia más profunda de la tranquilidad.

Con la práctica y la persistencia se puede desarrollar la capacidad de encontrar esa tranquilidad a través de la medición sin importar lo que está pasando alrededor.

Beneficios de la meditación

De forma resumida, estos son algunos beneficios de la meditación:

  • Aumenta tu autoconocimiento:  algunas formas de meditación ayudan a reflexionar sobre la propia experiencia .
  • Mitiga los efectos del estrés:  ayuda a encontrar la calma y reducir los niveles de estrés y ansiedad.
  • Afecta positivamente al sistema inmunológico:  tiene efectos positivos en la salud general.
  • Mejora la capacidad de atención y concentración :  trabaja la autoconciencia y la atención.
  • Es útil para empatizar con los demás:  mejora las relaciones interpersonales.
  • Aumenta la tolerancia al dolor:  reduce los síntomas dolorosos .
  • Mejora la memoria y las funciones cognitivas:  acrecienta la memoria tal y como indican algunos estudios.
  • Potencia la aparición de pensamientos positivos:  ayuda a tener una actitud optimista y positiva.

Aunque suene un poco tópico es importante recordar que estar agradecido por lo que tienes es lo que realmente te ayudara a ver las cosas de otra manera. 

samatha

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *